Se logra acuerdo de pena por homicidio en Veranillo

Publicado: Viernes, 6 de enero de 2017

Mediante un acuerdo de pena aprobado por el juez de garantías del Segundo Circuito Judicial, Gustavo Romero Duque, este viernes 6 de enero de 2017, declaró penalmente responsable a Joaquín Chi de los Ríos, por los delitos de homicidio doloso agravado, robo agravado y posesión ilícita de armas, y aplicó la pena de 30 años de prisión, por la muerte del agente de seguridad Alexis Pinzón (q.e.p.d).

Además, el juez declaró culpable por el delito de robo agravado como autor secundario a Manuel Salvador Alvarado, y aplicó la pena de 48 meses prisión, que fue reemplazada, a solicitud de su representante legal por días multa, equivalente a cien días a razón de 5 dólares diarios, haciendo un total de 500 balboas, que debe cancelar al Tesoro Nacional en un término de seis meses.

A este acuerdo de pena, al que llegaron tanto las abogadas de la Defensa Pública, el Ministerio Público y la representante de la Defensa de las Víctimas; el Juez Romero Duque incluyó la pena accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y posesión de armas de fuego para Manuel Salvador por un término de 48 meses, luego de cumplir las disposiciones contempladas por el Juez.

Igualmente dispusó para Joaquín Chi de los Ríos, la pena accesoria de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por un término de 30 meses y posesión de armas de fuego por 120 meses, una vez cumpla con la pena principal.

El hecho ocurrió el pasado 29 de noviembre en el sector de La Pesa , en Veranillo, distrito de San Miguelito, donde un agente de seguridad de 50 años, oriundo de Santiago en la provincia de Veraguas, ingresará al local comercial para cuidar la mercancía que llevaba uno de los vendedores, cuando repentinamente fue sorprendido por uno de los delincuentes, quien le propinó un disparo que acabó con su vida.

En el acto de audiencia realizado en las instalciones del Sistema Penal Acusatorio de San Miguelito, participaron las defensoras públicas, Diana Ureña y Leyla Whita, por la defensa de las víctimas estuvo Hannie Sánchez, y por el Ministerio Público, Pablo Batista.